Biografía Curricular

sábado, 2 de febrero de 2013

La crisis nos pone enfermos

Patología: Insomnio, indigestión, falta de concentración e irritabilidad constante son algunos de los síntomas que padecen muchas personas en la actualidad por causa de la crisis.


La raíz de toda esta sintomatología no es más que el estrés. En la situación económica que vive la sociedad mundial, dirigir una empresa o mantener una familia implica asumir el compromiso de sacar a flote la economía de esa empresa o la economía familiar  y obtener resultados favorables.
 El estrés que genera el no alcanzar los objetivos o asumir el fracaso laboral hace que nuestra salud empeore, reflejándose en un acusado deterioro físico y psíquico que afecta en la mayoría de los casos a nuestras relaciones personales.
Muchas de las personas afectadas no son tratadas por un profesional porque no es fácil reconocer que tienen un problema, no prestan atención a las advertencias de los síntomas, porque la mayoría tienden a ocultar toda la problemática que sufren a su entorno, o quizás por vergüenza, con el consiguiente riesgo de que esta sintomatología desencadene otros trastornos que pongan gravemente en riesgo su salud.
La solución pasa por saber controlar y reconocer los síntomas del estrés mediante algunas estrategias para poder atajar el problema.

6 Recetas anti-estrés:
·        Déjate ver: No te aísles. Habla y relaciónate con la gente que te rodea, charla de lo que te preocupa, desahógate con los más cercanos.
·        Apóyate en otros compañeros de trabajo: Pide consejo o ayuda a otros compañeros que estén implicados en el mismo problema
·        Escucha la opinión que otros tienen de ti: Toma nota de las críticas y corrige errores que hayan podido afectar a tu trabajo. Copia o sigue los pasos de quien consigue buenos resultados.
·        Dedícate tiempo para ti: Haz ejercicio, mantente activo, arréglate con ropa que te haga sentir atractivo.
·        Se positivo: Busca la parte buena de las cosas, siempre hay motivos para seguir adelante con fuerza.
·        Aprende a desconectar: Apúntate o haz alguna actividad que no tenga nada que ver con tú trabajo, el poder practicar otras habilidades durante solo una hora al día ayudan a despejar la mente y poder descansar.

Recuerda que la solución ante el diagnostico de la enfermedad de la crisis tiene cura: Un trabajo bien remunerado. Pero necesita también de tú parte para que no se convierta en crónico e irreversible.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada