Biografía Curricular

jueves, 28 de febrero de 2013

LA GRAVEDAD DE LA INDEFENSIÓN APRENDIDA



Uno de los estados más graves en los que podemos caer sin darnos cuenta debido a nuestros continuos fracasos en la búsqueda laboral sin éxito es la Indefensión Aprendida, un concepto muy estudiado en Psicología, que nos ayuda a explicar el comportamiento de muchas personas en este momento.

¿Qué es la Indefensión Aprendida?

Se trata de una condición psicológica en la que las personas aprendemos a creer que estamos indefensos, que no tenemos ningún control sobre la situación que nos rodea y que nada de lo que hagamos puede hacer que esta cambié, pensamos que es inútil cualquier actuación.

Este concepto comenzó a estudiarlo Martin Seligman por el año 1975 con un experimento muy conocido en el que exponía a descargas eléctricas a dos perros enjaulados, con la particularidad de que a uno tenia la posibilidad de escapar accionando una palanca y el otro no. Cuando la situación cambiaba y ambos tenían la posibilidad de evadir la descarga comprobó que el animal que no había podido escapar anteriormente no hacia nada por evitar la descarga,  incluso dejando la jaula abierta, en definitiva, había aprendido a sentirse indefenso y a no luchar por cambiar la situación.

A continuación os dejo un video que explica esta teoría de la Indefensión Aprendida:



Si trasladamos este experimento de Seligman a nuestra vida actual, y más en concreto al ámbito laboral, podemos afirmar que aprendemos de las experiencias diarias a las que nos tenemos que enfrentar y cuando este aprendizaje nos enseña que tenemos muy poco control sobre nuestros resultados, esta indefensión nos puede llevar a un fracaso continuo sobre nuestros logros y en el peor de los casos a abandonar sin hacer nada, ni poner remedio.

El optimismo y el pesimismo son los factores fundamentales que diferencian a unas personas de otras y las hacen que sean capaces de afrontar una situación de distinta forma. La generación de pensamientos optimistas nos hace ponernos en movimiento para generar una acción, en cambio los pesimistas nos guían a un abandono seguro y si se agudizan a la depresión.

 ¿Cómo podemos combatir la Indefensión Aprendida?

  • Utiliza las redes sociales para contactar con aquellas personas que pueden ser potenciales de alguna oportunidad laboral o de información relevante, en definitiva practica el Networking.
  • Céntrate en un objetivo claro de lo que quieres buscar, a lo que de verdad te quieres dedicar.
  • Revisa tu currículum y destaca tu especialidad, tus habilidades y si tienes experiencia en ese objetivo concreto
  • Estudia en que lugares o en que zonas es más probable que surjan oportunidades
  • No esperes que la empresa que te interesa tengan la necesidad de contratar a gente con tú perfil, si crees que puedes aportar algo novedoso, lánzate y haz una propuesta activa tuya.
  • Insiste y demuestra con tu experiencia que puedes hacer que la empresa aumente sus beneficios.
  • Utiliza cartas de presentación personalizadas junto con tú currículum, detalla tus puntos fuertes y tu objetivo
  • Contacta con la persona adecuada de cada empresa, no sirve con dejar el currículum en recepción.
  • Refuerza con formación concreta aquellos conocimientos necesarios para alcanzar tú meta.


Debemos tener claro que los resultados no siempre se obtienen a corto plazo por lo que debemos seguir insistiendo de forma activa y no abandonar en nuestro empeño, mantener las alertas para poder detectar cualquier oportunidad y lanzarnos a por ella sin miedo al fracaso, puede que algún día encontremos la jaula abierta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada