Biografía Curricular

sábado, 13 de abril de 2013

No te dejes engañar: “Nadie da duros a perra gorda”



La actual crisis económica y la desesperación por encontrar un trabajo pueden llevar a muchas personas a caer en muchos de los timos que últimamente proliferan en Internet u otros medios en forma de supuestas ofertas de empleo.
Todos somos conscientes de la precariedad de algunos trabajos, de la poca oferta que hay para tanta demanda, pero cuando la necesidad es tan fuerte, cualquiera es susceptible de ser victima de una estafa de este tipo.
La dinámica general que utilizan estos estafadores para captar la atención es la publicación de una atractiva oferta de empleo a la que se accede mediante el envío de cierta cantidad de dinero, o puede ser también que obtener la información de dicha oferta conlleva un coste,  jugando así con la desesperación por encontrar un empleo de mucha gente y cuyo objetivo no es otro que lucrarse de este colectivo de personas.
Entre algunas de las falsas ofertas son muy comunes encontrar:

·        Teléfono de contacto con tarificación especial: Son los famosos teléfonos que comienzan por 803, 806, 902… En estos casos el beneficio esta en el coste de la llamada por el tiempo que invierten en alargar la comunicación hasta el máximo permitido, que suele ser unos 30 minutos, para finalmente cortar o no decir nada en concreto.
·        SMS: Son ofertas que piden que envíes un SMS para acceder a la información pero cuando lo mandas te piden otro u otros dos SMS para finalmente no decirte nada o darte un número de teléfono 800….
·        Teletrabajo: Son ofertas que captan la atención con sencillos trabajos que puedes realizar en tu propia casa y que te aportan ingresos extras o que facilitan la conciliación familiar, pudiéndolos desempeñar cómodamente y sin horarios. En estos casos, pueden pedir un adelanto de dinero para cubrir los costes de envío de documentación o de material.
·        Cursos de formación: Son anuncios que prometen trabajo a cambio de realizar un curso en su propia academia de elevado coste pero una vez finalizado el empleo en la mayoría de los casos nunca llega.
·        Ventas piramidales: Son trabajos en los que el trabajador le compra productos a una empresa para revenderlos y además de lo que saque por las ventas le ofrecen comisiones si captan a nuevos vendedores. Suelen convencer a la gente con videos de otras personas que cuentan su experiencia de cómo han aumentado sus ingresos en muy poco tiempo.
·        Transferencias bancarias: En este caso ofrecen ganar dinero recibiendo ingresos en tu cuenta y actuando como mediador de transacciones bancarias, recibiendo a cambio pequeñas comisiones. De este modo te convierten en cómplice de un delito de blanqueo de dinero con graves consecuencias penales.
·        Voluntariados: Son anuncios de empresas que utilizan determinados colectivos sociales para captar posibles empleados sin coste alguno, primeramente ofrecen el comenzar ayudando de manera voluntaria en determinadas tareas prometiendo en la medida de lo posible una futura contratación que nunca llega.

·        Captación de datos: Son anuncios que tienen por finalidad la recopilación de datos provenientes de los currículums para la posterior venta a la industria del spam, comercializando toda esta información a otras empresas para bombardearnos con publicidad de sus productos.

Es cierto que siempre ha habido trileros y estafadores en todo el mundo, y a nadie nos gusta ser engañados, pero este tipo de delitos merecen mi máxima desaprobación hacia este tipo de personas que intentan mofarse y aprovecharse de la ilusión y la esperanza de personas que solo buscan la oportunidad de tener acceso a un trabajo digno para poder sacar a su familia adelante y poder afrontar sus pagos más básicos.
Muchas veces es complicado no caer y ser victima de tanta estafa, por eso debemos mostrarnos atentos y desconfiados ante ofertas que nos prometen mucho a cambio de muy poco. Como ya adelanté en el titulo de este articulo “nadie da duros a perra gorda” y por supuesto “nadie se ha hecho rico trabajando” por eso debemos rechazar  cualquier oferta que exija un previo pago, desconfiar de ofertas que nos ofrecen sueldos desproporcionados para el trabajo que se requiere,  buscar información de la empresa, pero no quedarnos únicamente en visualizar su pagina web, (seguro que nos muestra lo mejor y nos dice lo maravillosos que son), solicitar la identificación de la persona que contacta con nosotros, etc.
Si aún así eres victima de algún tipo de fraude no dudes en denunciarlo lo antes posible ante las autoridades competentes, presenta pruebas de la oferta  y de donde se ha publicado, de este modo se podrán tomar las medidas oportunas y evitar que se sigan lucrando de otras personas que como tú están buscando empleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada