Biografía Curricular

miércoles, 20 de marzo de 2013

Tu futuro se decide en 20 segundos

Esta comprobado que 20 segundos es el tiempo de media que el personal de recursos humanos dedica a la lectura de cada currículum que reciben. Este es el tiempo que utilizan para discriminar unos candidatos de otros. Es decir, que dispones de muy poco tiempo para hacer llegar toda la información relevante que le pueda ser de interés al reclutador y que le llame la atención lo suficiente como para querer saber más de ti.

Es cierto que cada vez más el currículum en papel empieza a ser desbancado por otros medios para hacer llegar nuestros datos laborales y seguro que habrás oído hablar de curriculums creativos, infografías, videocurriculums y mil formas más que las nuevas tecnologías nos permiten crear para captar mejor el interés del personal de recursos humanos y poder destacar del resto de candidatos.

Todas estas herramientas están muy bien, pero creo que no se trata tanto de transcribir nuestra trayectoria profesional mediante sofisticados videos, fantasías o métodos de creatividad desbordante, sino de hacer llegar a la persona indicada la información esencial del currículum de forma clara, sencilla y acorde con nuestro perfil profesional.

En muchas ocasiones nos esforzamos tanto en cuidar el continente para destacar que nos olvidamos del contenido. Recuerdo por mi trabajo como responsable de selección que en una ocasión recibí un currículum de lo más original, al principio capto mi atención, tenia hasta música, como las tarjetas de felicitación, pero cuando leías la información que aportaba te decepcionaba porque no tenia nada que no tuviera el resto de candidatos, le faltaba contenido, encima la música saltaba cada vez que tocabas el archivador convirtiéndose más en un currículum molesto que en original.

Pienso que de lo que se trata es de conseguir que en un golpe de vista el reclutador pueda saber que somos, a que nos dedicamos, que experiencia tenemos y como puede contactar con nosotros. El resto de información es irrelevante en ese momento, el incluir más datos lo único que puede conseguir es ruido en el mensaje que le estamos haciendo llegar.
Tenemos que tener claro que la entrevista tiene la finalidad de profundizar en la trayectoria profesional del candidato y ese es el momento donde podemos aportar todos los datos que sean necesarios.

Por lo tanto a la hora de enviar tu currículum, por el medio que sea, te aconsejo dar únicamente la información necesaria en cada caso y evitar datos menos relevantes como pueden ser:
·        Información que pueda ser discriminatoria: Como la edad, sexo, religión, estado civil
·        Teléfonos alternativos al móvil o dirección.
·        Objetivo profesional o metas que te gustaría cumplir en el encabezado del currículum
·        Datos de la formación como duración o localización de la Universidad o Centro.
·        Experiencias irrelevantes para el puesto al que aspiras o especificar tareas en determinadas empresas que no aportan nada.
·        Detallar el dominio de Word, Excel o Power Point, esto la mayoría de reclutadores ya lo presuponen al tratarse de programas informáticos básicos.
·        Incluir el apartado de idiomas cuando apenas los manejas.
·        Referencias de anteriores trabajos, estas solo debes aportarlas si te las solicitan.

En definitiva, debemos tener claro que la forma de buscar trabajo ha cambiado y tenemos que adaptarnos a los nuevos tiempos si queremos estar dentro del mercado laboral, pero para eso debemos vernos a nosotros mismos como un proyecto que tenemos que vender a los demás. Y la mejor forma de conseguir ventas es llegar al máximo de interlocutores posibles a los que informar de manera muy breve de las capacidades que nos diferencia del resto, despertando de este modo el interés por conocernos mejor en una próxima entrevista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada