Biografía Curricular

sábado, 16 de marzo de 2013

La entrevista también depende del entrevistador

La  entrevista es la principal prueba de cualquier proceso de selección de personal. Es el momento de conocerte, de saber si eres una persona adecuada y debes tener la habilidad de comunicárselo de forma eficaz al entrevistador.

 Pero debes tener en cuenta que no existe una única forma de entrevistar y cada profesional posee su método a la hora de obtener información útil. Esto es debido a que las empresas cuando tienen que hacer un proceso de selección pueden encomendar esta tarea a distintas personas dependiendo, por ejemplo, de si la empresa tiene departamento de Recursos Humanos, si encargan la selección a una empresa externa, si decide hacer la selección el gerente, o si delega en algún miembro de un departamento de la empresa en concreto.

Por estas razones, tener la información de quien te va a entrevistar te puede ayudar a prepararte para presentar tu candidatura de forma organizada, lógica y conveniente.

Como ya os he comentado en anteriores artículos la entrevista de selección puede definirse como una comunicación formalizada de interacción por medio del lenguaje, generalmente entre dos personas (entrevistado y entrevistador) donde se produce un intercambio de información a través de preguntas, demostraciones, simulaciones o cualquier técnica que permita categorizar y evaluar la idoneidad de un candidato para un puesto de trabajo. Y cuya finalidad principal es la de determinar la adecuación de un candidato a una vacante específica de una empresa determinada.

 En cambio aunque el fondo es el mismo en todas las entrevistas, no siempre se cuida la importancia de que la selección de personal la realice la persona adecuada, ya que esto puede hacer que el candidato final sea el idóneo para el puesto o no.

Cuando nos encontramos con una empresa que tiene departamento propio de recursos humanos debemos tener en cuenta que la persona que te va a entrevistar además de ser psicólogo generalmente, por lo que conoce muy bien todas las técnicas de selección y domina las distintas fases en la entrevista, también conoce muy bien la empresa, su política, los empleados, la forma de trabajar, y en concreto el puesto para el que estas siendo evaluado. Debes tener en cuenta que en este caso concreto van a evaluar no solo la personalidad sino también la capacidad de integración con el resto de empleados y las competencias y habilidades.

Otro tipo de entrevista distinta se puede dar cuando la empresa delega esta función a una consultora externa, una ETT, o una agencia de colocación que no tiene nada que ver con la actividad a la que se dedica la empresa. En estos casos el técnico de selección al igual que en el caso anterior suele ser psicólogo, y lo que hace antes de comenzar el proceso de selección es realizar una toma de perfil. En el mejor de los casos, aunque no siempre es posible, se desplaza a la empresa para conocer a grandes rasgos el puesto que deben cubrir, anotando las principales funciones que va a tener que realizar el candidato, pide información a la empresa pero no se suele profundizar en detalles demasiado concretos del puesto. En muchas ocasiones toda esta información es sesgada al estar proporcionada por el gerente o la persona que encarga la selección a la empresa de recursos humanos.
 Es muy difícil conocer en profundidad las características propias del puesto, la forma de trabajar, o la problemática que se va a poder encontrar y además a este handicap  se suma que este entrevistador o consultor no es un experto en esa actividad, por lo que con mucha seguridad la entrevista va a dar más importancia a aspectos de la personalidad y a seguir el currículum que el candidato ha presentado anteriormente para posteriormente transcribir su trayectoria profesional en un informe de selección a la empresa junto con los resultados de las pruebas psicotécnicas a las que se somete a todos los aspirantes. En muchas de estas selecciones el consultor ofrece a la empresa los informes de los dos o tres mejores candidatos para que sea esta quién confirme el candidato que mejor encaja o puede que citen de nuevo a esos candidatos para tener una pequeña entrevista con alguno de los miembros de la empresa antes de su decisión final.

También se puede dar el caso de que el candidato aspirante sea entrevistado por el propio gerente que hace las funciones de encargado de recursos humanos en la empresa, esto no siempre es adecuado, porque esta persona por lo general no es ningún experto ni en recursos humanos, ni tiene porque conocer al detalle el puesto a cubrir, suele tener una visión distinta de la problemática de cada puesto y no siempre va a saber profundizar o evaluar de manera adecuada los aspectos relevantes de la personalidad del candidato. Por norma general, se suele tratar de una persona que esta muy acostumbrada a la negociación y precisamente en eso se va a fundamentar la entrevista, además debemos mostrar conocimiento de la empresa, de los productos y del histórico de ventas, convenciéndole de nuestra capacidad trabajo y como resultado de este el incremento de beneficios.

Cuando la entrevista la realiza algún miembro del departamento para el que vamos a trabajar, debemos tener en cuenta que la importancia va a recaer en la afinidad entre compañeros, la capacidad de trabajo en equipo y la asertividad y empatia que tenemos, además de que profundizarán en preguntas muy concretas y especificas del puesto de trabajo al que aspiramos.

Como puedes ver, puede haber infinidad de tipos de entrevistas pero la preparación de la entrevista es fundamental y el conocer que persona te va a entrevistar te puede dar pistas del tipo de entrevista a la que te vas a enfrentar o de las posibles preguntas que te van a hacer. Esta información te ayudará a poder controlar los niveles de ansiedad y nerviosismo para que puedas contestar de forma más natural y seguro de ti mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada